miércoles, 20 de marzo de 2013

LA IDITAROD - LA CARRERA DEL SUERO



El 20 de Enero de 1925, un mensaje telegráfico atravesó la congelada tundra:

“Nome llamando…Nome llamando…tenemos un brote de difteria…no contamos con suero…requerimos de ayuda urgente…Nome llamando…Nome llamando…”



Seppala y Togo







La carrera de trineos de perros Iditarod , tiene su origen en un hecho que aconteció en 1925, cuando una terrible epidemia de difteria afectaba a la ciudad de Nome. La única manera de salvar a la población era mediante un suero y debido a las pésimas condiciones meteorológicas, el único modo de transporte posible era gracias al tiro con perros de trineo. El musher que completó el envió del suero salvador (se hizo en varias etapas) fue Gunnar Kaasen, que con su equipo de 13 perros logró hacer llegar las 300.000 dosis.

En este episodio se forjarían las leyendas de Seppala ,su ayudante Gunnar Kaasen y sus archiconocidos perros Balto y Togo , pero esa historia con mas detalle lo dejaremos para otra ocasión.

La precaria aviación de la época y un territorio inhóspito dominado por el invierno ártico no permitían llegar hasta ese lugar de otra manera que como se han movido los hombres por ese territorio desde hace miles de años: con un trineo tirado por perros.













La primera Iditarod como competición, creada por Dorothy Page y Joe Redington Sr., tuvo lugar en 1967 , pero no fué carrera oficial como tal hasta 1973 en la que se produce la primera edición de lo que se conoce como "la mayor carrera sobre la tierra; la Iditarod".





La Iditarod es sin duda la carrera con trineos más importante del mundo. Cima deportiva a la que aspira todo musher
Es una carrera mítica ya que se recorren 1.161 millas (1.868 km) en tan sólo 10-17 días de competición. Comienza en Anchorage (parte centro-sur de Alaska) y la meta se sitúa en Nome, en la costa oeste del Mar de Bering. Al ser tan dura, sólo pueden participar equipos compuestos por un número de 12 a 16 perros.
Pocas pruebas conservan el espíritu de aventura y la esencia de un desafío en la naturaleza que eleva el espíritu humano a sus más altos valores.





La carrera es todo un espectáculo, siendo retransmitida por todo el mundo y donde miles de aficionados y no aficionados acuden a Alaska para disfrutar de cómo hombres y perros, emulando pasadas heroicidades, cruzan los bellos desiertos helados de estas tierras.

¿Cuantas veces nos hemos preguntado por nuestros límites físicos y/o psicológicos? Eso mismo debieron preguntarse los creadores de la Iditarod Trail. Esta prueba es la equivalente para humanos de la conocida Iditarod para perros. Creo que no es exagerado hablar de la prueba más dura del mundo a la vista de sus características: La Iditarod cruza Alaska a lo largo de 1.800 kilómetros por terreno nevado desde Anchorage hasta Nome. Buena parte de la carrera, sobre todo la primera mitad (comienza el 24 de febrero), transcurre aún en la oscuridad del invierno boreal.






Un desafío a la resistencia física y psicológica, en el que los únicos compañeros de viaje son la soledad, la oscuridad, la nieve, las tormentas, las dificultades para orientarse y la temperatura extrema. Una prueba sobre todo contra uno mismo y sus límites en la que la organización advierte de los peligros propios de un territorio salvaje como Alaska: osos, lobos, avalanchas, búfalos, deshidratación, hipotermia, rotura del hielo…












Desde ese año, el primer sábado de marzo, decenas de mushers y cientos de perros emprenden lo que se llama La Ultima Gran Carrera, rememorando la gesta de hace 87 años y convirtiéndola en el mayor acontecimiento de Alaska. Hoy en día, los mushers y sus perros deben recorrer unos 1800 kilómetros, cruzando 26 controles y dando tres descansos obligados a los perros, uno de 24 horas y 2 de 8 horas, completando así el recorrido en 8 o 9 días, dependiendo del año.



http://banjulstation.blogspot.com.es
http://blogs.elcorreo.com/basabide
http://www.alaskanmalamutes.es
http://www.jamesnava.com
http://www.infomascota.com
http://perso.wanadoo.es

No hay comentarios: